Hacer una copia de seguridad completa de nuestra Raspberry Pi

Vamos a aprender a realizar una copia de seguridad completa de nuestra Raspberry Pi con la que guardarnos las espaldas ante una eventual catástrofe de nuestro pequeño servidor y con la que estaremos tranquilos a la hora de realizar cambios críticos en nuestro sistema.

Raspberry Pi logo

¿Por qué crear una copia de seguridad completa de nuestra Raspberry Pi?

Uno de los problemas que se nos puede presentar al trastear mucho con nuestras Raspberry Pi es que lleguemos a un punto en que algo no salga como esperamos y nos quedemos sin acceso a nuestro sistema. Si es una Raspberry Pi que no tenemos “en producción” podemos permitirnos volver a instalar el sistema de cero o intentar indagar con más profundidad al respecto de nuestro error. En cambio si en nuestra Raspberry Pi tenemos servicios que como en nuestro tutorial sostienen nuestra red, un error puede dejarnos la red entera patas para arriba. En estos casos contar con una vía rápida de recuperación del sistema se vuelve fundamental.

Copia de seguridad completa de Raspberry Pi

Para realizar nuestra copia de seguridad nos valdremos de las mismas herramientas que vimos en el primer tutorial de Raspberry Pi pero las usaremos de forma inversa.

El primer paso, y común tanto para GNU/Linux como para Windows, será insertar la tarjeta SD de nuestra Raspberry Pi en un ordenador con lector desde el cual realizaremos la copia.

Copia de seguridad desde GNU/Linux

Al igual que en el tutorial anteriormente mencionado lo primero que deberemos hacer será identificar en nuestro sistema la tarjeta recién instalada. Para ello montaremos la partición y ejecutaremos:

$ df -h

Copio literalmente del otro tutorial: “Esto nos mostrará todos los puntos de montaje del sistema. Para identificar nuestra SD tenemos dos formas de hacerlo: buscar en la segunda columna un tamaño igual al de nuestra SD o bien ejecutar el comando sin insertar la tarjeta en nuestro ordenador y comparar esta salida con la del mismo comando ejecutado con la SD dentro de la ranura. Hay que tener en cuenta que es posible que nuestra SD aparezca en más de una entrada, esto se debe a que en la tabla se muestran todas las particiones del dispositivo, y si nuestra SD tiene más de una aparecerá más de una entrada.

Una vez identificada nuestra SD deberemos fijarnos en la primera columna, donde se muestra el nombre del sistema de ficheros, que es la información que necesitamos. Nuestra información para la SD será algo como “/dev/mmcblk0p1” o “/dev/sdd1”, hay que tener en cuenta que “p1” y “1” respectivamente, muestran la partición, así que la información útil que utilizaremos será mmcblk0 o sdd.”.

TIP: Si preferimos una herramienta gráfica para este procedimiento podemos utilizar un gestor de particiones como Gparted.

Una vez identificada la tarjeta SD en nuestro sistema desmontaremos el volumen y procederemos a realizar la imágen en cuestión con el comando dd:

$ umount /dev/mmcblk0p1
$ dd if=/dev/mmcblk0 of=/home/usuario/raspimagen.dd bs=4M

Vamos a ver lo que estamos haciendo:

  • if=/dev/mmcblk0: Especificamos el input file, que en este caso es la tarjeta SD.
  • of=/home/usuario/raspimagen.dd: Indicamos el output file, que será la ruta y el nombre de archivo donde queramos crear la imagen.
  • bs=4M: Bytes que se leen y escriben de una vez.

Advertencia: El proceso puede durar varios minutos, además dd no ofrece ninguna salida durante el progreso de la acción, así que hay que tirar de paciencia y esperar a que el proceso acabe.

Copia de seguridad desde Windows

Captura de pantalla de Win32DiskImager

Aquí volveremos a utilizar la herramienta Win32DiskImager igual que en el tutorial de instalación.
Los pasos a seguir serán los siguientes:

  1. Ejecutar Win32DiskImager como administrador.
  2. En “Image File” introduciremos la ruta y el nombre de archivo de la imagen que crearemos.
  3. Nos aseguraremos de que en “Device” tenemos asignada la unidad correcta que apunta a nuestra tarjeta SD.
  4. Pulsamos sobre Read y esperamos a que el proceso finalice.

Recomendaciones finales

Con estos pasos completados dispondremos de una imagen completa de nuestra SD, y por lo tanto de nuestro Raspbian. Esta imagen puede ser utilizada del mismo modo que una snapshot en sistemas virtualizados, antes de realizar cualquier proceso que temamos que pueda romper nuestro sistema podemos apoyarnos de esta operación para tener un punto de retorno donde sabemos que nuestro dispositivo está funcionando correctamente. La contrapartida de este proceso es que no se puede realizar en caliente, por lo que deberemos parar nuestra Raspberry Pi para poder ejecutarlo.

Por último recomiendo que después de crear la imagen la comprimamos con nuestra herramienta de compresión favorita, ya que si la tarjeta SD es de 16GB ese será el tamaño de la imagen, independientemente del espacio ocupado dentro de esta. Comprimir el archivo hará que la misma se “deshinche”. Para GNU/Linux podemos usar:

$ tar -czvf nombrearchivo.tar.gz ./nombreimagen.dd
¡Comparte!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookBuffer this pageShare on LinkedInShare on RedditShare on TumblrEmail this to someone

6 Comments

  1. vcd septiembre 14, 2013
    • Timbleck septiembre 14, 2013
  2. TurkoRMD noviembre 28, 2013
  3. David octubre 15, 2014
    • Timbleck octubre 15, 2014
  4. Sudoer agosto 9, 2015

Deja un comentario